sábado, 4 de mayo de 2013

EL ESPIA CUBANO

EL ESPIA CUBANO
Angélica Mora
4 de mayo de 2013

Apuntes de una Periodista

Nueva York – www.PayoLibre.com – Parece una broma del Día de los
Inocentes. La justicia estadounidense le otorgó permiso al espía cubano
René González para que fuera a la Isla y ahora se anuncia que se le
permite que se quede en Cuba -de forma permanente- a cambio de renunciar
a la ciudadanía norteamericana. (Va a llorar de pena cuando lo haga).

No importa que se haya afirmado que el derribo de 2 avionetas de la
organización Hermanos al Rescate por parte de la fuerza aérea de Cuba
fue posible gracias a la información transmitida por estos agentes
cubanos radicados en Miami.

El gobierno estadounidense los acusó a los cinco, de trabajar en
territorio estadounidense al servicio de la inteligencia de una nación
extranjera.

En el juicio, la parte acusadora presentó pruebas de infiltración en
instalaciones militares de EE.UU. (Key West Naval Air Station), e
intentos de penetración en las instalaciones en Miami del Comando Sur.

Según las pruebas presentadas, los agentes infiltrados en la base
enviaron al gobierno cubano informes detallados sobre el movimiento de
aviones y personal militar, y descripciones de las instalaciones. Pero
dichas pruebas fueron clasificadas secretas, según la Ley de
Procedimientos de Información Clasificada de EE. UU.

Los cinco espías fueron condenados en diciembre del 2001. El principal
acusado, Gerardo Hernández, fue condenado a dos cadenas perpetuas. Otros
dos, Antonio Guerrero y Ramón Labañino recibieron cadena perpetua
también. Fernando González y René González fueron condenados a 19 y 15
años, respectivamente. Todas máximas sentencias en todos los casos.

Se presentaron 26 cargos por separado contra los cinco. Dos eran graves,
pues cada uno de ellos implicó la cadena perpetua.

En estos momento el gobierno cubano debe estar en uno de esos momentos
felices al haber ganado esta partida, de la libertad de uno de los
infiltrados. Y de paso se felicita por haber doblado el brazo, una vez
más, al coloso del Norte.

Quedan cuatro espías cumpliendo sus sentencias en Estados Unidos. Con el
precedente de la jueza federal estadounidense Joan Leonard, nadie
apuesta cuánto tiempo se quedarán por estos lados. Por de pronto,
Mariela Castro está a toda máquina en Filadelfia haciéndole campaña a
los cuatro restantes.

http://payolibre.com/articulos/articulos2.php?id=5564

No hay comentarios:

Publicar un comentario