viernes, 2 de diciembre de 2011

Judy Gross: Alan se opone a ser canjeado por los cinco espías cubanos

Judy Gross: Alan se opone a ser canjeado por los cinco espías cubanos
Última actualización Friday, 2 December 2011
Por IVETTE LEYVA MARTINEZ

- La esposa del contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15
años de cárcel en Cuba, negó este jueves las recientes versiones de que
él quiera ser canjeado por los cinco cubanos condenados por espionaje en
Estados Unidos.

Judy Gross encabeza la vigilia del pasado lunes frente a la Oficina de
Intereses de Cuba en Washington DC.

En vísperas del segundo aniversario del arresto del contratista por las
autoridades cubanas, Judy Gross concedió una entrevista a CaféFuerte
donde aclara el malentendido de la conversación sostenida por el rabino
David Shneyer y Alan Gross en una celda del Hospital "Carlos J. Finlay"
de La Habana a comienzos de noviembre.

"Alan ha dejado claro ante mí y ante otros, y desde entonces le ha
comunicado al rabino por carta, que él nunca se ha comparado con los
Cinco, y que de ninguna manera aboga por tal intercambio", expresó la
mujer.

En un mensaje a sus feligreses tras su viaje a La Habana, Shneyer, líder
de la congregación Am Kolel de Maryland, afirmó que Gross le manifestó
su deseo de ser intercambiado por los miembros de la Red Avispa tras
conocer del reciente intercambio del soldado israelí Gilad Shalit por
más de mil palestinos encarcelados.

La administración de Barack Obama ha ratificado que no considera canjear
a los cinco espías por Gross.

Gross, de 62 años, fue arrestado el 3 de diciembre del 2009 cuando se
disponía a regresar a su casa en Maryland, luego de una visita a la
comunidad judía cubana. El pasado marzo fue condenado bajo acusaciones
de participar en acciones subversivas contra el gobierno de la isla.

Vigilias en Washington

En ocasión de cumplirse dos años del arresto, Judy Gross y su familia
han iniciado una intensa campaña para pedir la inmediata liberación del
contratista.

La familia también divulgó a la prensa un video donde la madre de Gross
le implora al gobernante Raúl Castro que le permita reunirse con su
hijo. En el emotivo mensaje, Evelyn Gross, de 89 años, dice que tiene
cáncer en ambos pulmones y que no cree que le quede mucho tiempo para
volver a ver a Alan.

Judy Gross ha comenzado a encabezar vigilias cada lunes frente la
Oficina de Intereses de Cuba en Washington, reclamando la liberación de
su esposo por razones humanitarias.

Este jueves, dos influyentes congresistas de Maryland, el senador Ben
Cardin y el representante Chris Van Hollen, enviaron sendas cartas a
Jorge Bolaños, jefe de la misión diplomática, pidiendo la incondicional
liberación de Gross.

Ambas misivas cuentan con las firmas de más de 70 legisladores, entre
ellos varios partidarios de normalizar las relaciones con Cuba como
Charles Rangel, Sam Farr y Sheila Jackson-Lee.

Asimismo, la jornada estuvo marcada por otra carta enviada a la
Secretaria de Estado Hillayry Clinton, pidiéndole acciones efectivas en
el caso. Varios miembros del Congreso tomaron el estrado el jueves para
pedir la urgente excarcelación de Gross, que encara múltiples
padecimientos desde su arresto.

Alan, el rabino y los cinco espías

Estas son las respuestas de Judy Gross en su segunda entrevista con
CaféFuerte.

CF: El gobierno cubano ha dicho que nadie debería esperar que una acción
unilateral respecto a la excarcelación del señor Gross. Recientemente
trascendió que Gross le dijo al rabino David Shneyer, quien lo visitó en
la cárcel, que cree que debe ser canjeado por los cinco espías cubanos.
¿Aboga usted por este intercambio con el fin de obtener su liberación?

Por desgracia, el rabino malinterpretó y por lo tanto citó erróneamente
a Alan. Alan ha dejado claro ante mí y ante otros, y desde entonces le
ha comunicado al rabino por carta, que él nunca se ha comparado con los
Cinco, y que de ninguna manera aboga por tal intercambio. En cuanto a
mi opinión, doy la bienvenida a los esfuerzos de todos y cada uno para
lograr que Alan vuelva casa, pero ni Alan ni yo vemos ninguna
comparación entre los cinco cubanos y el caso de Alan. Son como manzanas
y naranjas; está más allá de cualquier sentido de la razón condenar a un
trabajador de ayuda humanitaria a los 15 años de prisión por respaldar a
la comunidad judía cubana a mejorar su acceso a Internet.

CF: ¿Cuál ha sido el cambio más importante en el caso de su esposo en
estos dos años de prisión?

Es muy triste, desesperante y frustrante que no ha habido ningún cambio
importante en el caso de mi esposo. Durante los últimos dos años, las
autoridades cubanas se han negado a presentar una petición clara o para
mostrar buena fe en la negociación de una solución a la situación de
Alan. Mi marido está atrapado entre dos gobiernos que se niegan a
cambiar sus formas de actuar y parecen decididos a perpetuar 50 años de
hostilidades.

CF: ¿Cuál es el gesto por la libertad del señor Gross que la ha marcado
más en estos dos años?

Toda mi familia está profundamente agradecida y muy conmovida por el
gran apoyo de personas de todo Estados Unidos y el mundo, muchas de los
cuales ni siquiera hemos conocido en persona.

http://cafefuerte.com/2011/12/02/judy-gross-alan-se-opone-a-ser-canjeado-por-los-cinco-espias-cubanos/

No hay comentarios:

Publicar un comentario